Popular Post

Posted by : Porky! sábado, 6 de septiembre de 2014

Este fanfic me ha gustado mucho, tambien es de Krech47, me gusta como narra Outer Science con distintas perspectivas :3 
Si os soy sincera, yo no soy mucho de leer fics, pero los de Krech47 son geniales *^*

Outer Science

*Narra Kuroha*

Después de leer aquel libro que los demás llamaban diario, tomé una decisión…

Me decidí esperarlos en el lugar que pensé que iban a pasar, no tenía prisa, pude esperarlos… Después de mucho tiempo mi desesperación llego al límite hasta que pude percibir unas voces, me detuve a ver si eran ellos, efectivamente, iban los 6 que buscaba, pero percibía 7 voces.

Los observé para que notaran mi existencia, al parecer “cautivar la mirada” me notó primero, avisó a los demás y me acerqué a ellos, se veían un tanto sorprendidos. “Engañar la mirada” trató de solucionar el problema, pero el sabía que no me iba a rendir solo con palabras, es mas, no me iba a rendir.
No puse atención a lo que decía así que interrumpí diciendo algo que sabía que lo impactaría y lo callara de una buena vez, no me gustan que me mientan de esa forma…. Al parecer funcionó, estaba espantado y confundido, no esperé mas y saqué una arma, me reía de él, se veía tan patético. Antes de decidirme a usar esa arma que estaba reservada para algo especial le dije algo que lo lastimaría y lo haría arrepentirse de sus mentiras.

Le disparé, no es algo muy complicado, todos se miraban angustiados y preocupados, para mi era muy divertido 
Después “ocultar la mirada” fue hacia el, nose porque lo hace, ya esta muerto. Estaba dispuesto a dispararles a todos pero “robar la mirada” quiso detenerme, le disparé, pero me sorprendió que se volviera a levantar, mas que sorprender me enojó, tomé su cabeza y lo asesiné, miré a la chica débil que estaba con aquel mentiroso, ni siquiera hizo el esfuerzo por defender su vida, seguía “cautivar la mirada” y la familiar de Azami, pero aquel de Jersey rojo se atravesó, de su celular sonaba la séptima voz, me estaba llamando “Haruka”? lo tomé entre mis manos y lo rompí antes de que esto fuera mas molesto, antes de dispararle su cara se vio un poco sorprendida, pero no quería perder el tiempo y le disparé.
Despues de eso “cautivar la mirada” corrió con la familiar de Azami, eso me molestó y les disparé desde lejos, al parecer solo maté a “cautivar la mirada”. La familiar de Azami me servía, así que decidí dejarla viva.

*Narra Mary*

No tengo idea de como pasó esto, porque nadie se daba cuenta, nadie escuchó todo el ruido?
-Momo-chan, levántate, no me dejes sola… Mo..Mo..-chan…- después de eso sentía mi cara empapada, lloraba, no podía parar, traté de levantarme y traer ayuda pero mis piernas no respondían, solo me quedé ahí llorando tratando de hacer algo, pero no podía siquiera pararme, gritaba ayuda pero habíamos elegido un lugar lejano a la gente así que nadie pasaría por ahí. Un momento, si nadie conocía ese camino, entonces porque él?.... 
Sentí un golpe muy fuerte en mi cabeza y me quedé dormida(?… o talvez morí. ….Seto… Momo… Kido… Kano… Shintaro… Ene-chan… porque?.... no quiero volver a estar sola…..

*Narra Kuroha*

No paraba de llorar, era molesta, solo escuchaba susurros, caminé hacia ella y la golpeé en la cabeza, creo que fue muy fuerte el golpe, empezó a sangrar y no podía morir, la cargue en mi espalda para sanarla y no muera sin antes ver su poder.
-Azami, limpia esto, juro que ella estará bien, llévalos al armario, a todos.
….
Apenas llegué y despertó, pero volvió a dormirse, realmente era ella? No me habré equivocado? Era algo débil, tal vez era otra persona, bueno, eso después lo averiguaré.
La puse en una camilla donde yo dormía, verla sangrando era lo mas bello que podría ver, igual que lo que esta en mi armario, pero eso será para después, ahora tengo que curarla o Azami se enfadará.
Después de sanarla fui a ducharme, había sido un trabajo algo difícil, pero me había gustado verlos sufrir así
Cuando salí de la ducha ví las sábanas hechas bolita y la saqué de ahí, por Dios! seguía llorando, que no sabía otra cosa que llorar? 
Me “golpeaba” pero realmente no me hacia daño, así que la tomé de un brazo y la llevé casi arrastrando hasta mi habitación preferida…
-Q-Qué es este lugar? Suéltame!!!! Eres odioso y un asco- la tiré apenas llegamos.
-Mary cierto?- su mirada seguía enojada y con interminables lágrimas y solo asintió con la cabeza
-Muy bien, Mary-chan, bienvenida a mi vientre….

Solo un grito desesperado salió de ella, no creo que pudiera aguantar ver lo que aguardaba en mi gran armario… simplemente es hermoso verla sufrir .

*Narra Mary*

Me llevó a rastras hacia una habitación desconocida, mis gritos eran lo único que se escuchaban en ese lugar, al llegar ahí no pude hacer otra cosa mas que gritar; sangre salpicada por todas partes, una cama llena de serpientes y un gran armario manchado de sangre y decorado con listones negros.
Cerró la puerta y se sentó en la cama, sentía su mirada, con su simple mirada me asesinaba, era la primera vez que yo quería golpear a alguien con tanto odio.
Mis ojos me ardían y mi garganta no podía mas, mis gritos se convirtieron en sollozos. De pronto escuché su voz, era mas fría de lo que esperaba, creo que intentó ser tierno… -Mary-chan…ven aquí…- lo repitió dos veces hasta que pude responder –No iré contigo- dije lo mas cortante que pude y traté de gritarle pero mi garganta ya no podía mas.
Lo escuché venir hacia y me tomó del brazo muy fuerte, un grito ahogado salió de mi –Quieres verlos de nuevo?- lo miré sorprendida y después me amarró de las manos y pies con sus serpientes, era muy repugnante. Empecé a gritar y a llorar y el volteó a verme enfadado, una de las serpientes que lo seguía se deslizó rápidamente hacia mí y me tapó la boca de manera que no podía hablar.
Lo único que me permitía hacer era llorar… hasta que él dijo –Para de llorar de una buena vez!!!- se acercó a la puerta del gran armario y me dijo burlonamente –Te permitiré primero ver a tu “líder”…- mis lágrimas empezaban a ser menos, de alguna forma me sentía un poco feliz saber que vería a todos de nuevo o por lo menos a Kido-chan.
Sacó un bulto rojo… No quería imaginar nada… tomó una parte de ese bulto y lo alzó como si sólo fuera una sábana… las lágrimas volvían de una manera rápida y en grandes cantidades… efectivamente… ese bulto rojo… era Kido… cerré mis ojos fuerte tratando de convencerme que eso solo era mi imaginación… Sólo lo escuchaba reír, una risa tan maníaca y fuerte que fastidiaba.
-Heeey Mary-chan sálvame~- Usaba a Kido como si ella estuviera hablando. Después dio un chasquido y las serpientes se alejaron de mí… -Cómo pudiste?...Déjala en paz!!!- me trataba de acercar a él pero me tropezaba con sus serpientes.
En mis intentos malos caí y mi nariz empezó a sangrar, el abrió ambas puertas del armario y…

*Narra Kuroha*

Se veía tan patética gritando e intentando caminar, ya no pude mas y lancé una carcajada, después de eso abrí mi armario y dejé caer los cuerpos ensangrentados, se veían mucho mas bellos sin vida, manchadas de ese rojo.
Me senté a reírme y a disfrutar, me daban ganas de seguir viendo pero tenía que informar al maestro.

*Narra Mary*

Verlos a todos así fue lo peor, mis lágrimas salían sin poder controlarlas, después ese molesto se fue con sus odiosas serpientes y me dejó caminar, fui con ellos, limpiando sus rostros…-Chicos… perdónenme…regresen… perdón…- decía levemente, tomé a Seto entre mis manos y con las fuerzas que me quedaban le dije lo mas dulce que pude- …Perdón… no puedo salvarte como tu lo hacías… tengo que decirte algo… sé que ya lo sabes pero… Seto… mi querido Seto… te amo…- lo besé en la frente y los reuní a todos como pude… mis lágrimas manchaban sus rostros…débilmente les dije-….Chicos…discúlpenme…no pude salvarlos…los amo… un silencio aturdió mis oídos, estaba completamente cansada, aterrada, mi cuerpo me dolía, estaba abatida en todos sus sentidos…. No quería seguir viviendo… no sin ellos.

*Narra Kuroha*

Al llegar con Azami parecía ansiosa, obviamente quería conocerla, pero yo no quiero que la nueva sea feliz (con nueva me refiero a Mary)
-La conocerás pronto…lo prometo- retirándome de su gran habitación e iba hacia mi habitación, quería hacerla sufrir, quería divertirme un poco.
Cuando llegué me encontré la peor escena, me dieron ganas de llorar… los cuerpos muertos no estaban manchados de sangre, sólo con unos moretones, así no debían estar; lo mas triste es que ella estaba durmiendo con ellos.
Empecé a gritar, gritaba con furia, hasta que alarmada se despertó. Me di la vuelta y suspiré después como vi que aun no usaba sus monstruosos poderes tuve que hacerla sufrir mas.

*Narra Mary*

Dormí, dormí profundamente, empecé a soñar, soñaba que estaba en mi antigua casa, en aquel solitario bosque… fui afuera a tomar té y estaban ellos, los 6 juntos de nuevo, mi té calló y se derramó por el piso, mis piernas temblaban y mis corazón latía aceleradamente, corrí hacia ellos, nos abrazamos, lloraba de felicidad, era muy feliz, jugamos, reímos, platicamos y comimos, todos juntos… era hermoso…. Hasta que gritos espantosos rompieron mi sueño, todos dijeron con alegría y a la vez seriamente –Mary, tenemos que irnos… lo sentimos… te amamos… no nos olvides y no olvides quien eres realmente…-fueron desapareciendo y corrí tras ellos hasta que desperté, desperté en la horrible realidad, yo sola, acostada con mis difuntos amigos y lo segundo que vi fueron mis manos y mi vestidos ensangrentados y lo último fue a el… lo odiaba…
Apenas lo vi se acercó a mi furioso, me asusté y tomé de la mano a Seto y retrocedí un poco apretando mas fuerte su mano… el tomó a Momo y a Shintaro y se los empezó a llevar, empecé a perseguirlo, volteó rápidamente y me dio una fuerte patada en uno de mis costados, caí, sentía una o mas costillas rotas, me sentía patética, llena de sangre, abatida, llorando y pidiendo ayuda…
Después de que se fue me arrastré hacia los demás, traté de protegerlos pero fue inútil, llegó y se llevó a Kido, pateándome y haciéndome que de mi nariz saliera un hilo de sangre y escupiera sangre..
Solo quedaban Seto y Kano, así que trate de esconderlos bajo la cama, pero cuando me disponía a empujarlos llegó el, desesperada trataba de que no se los llevara, pero el me tomó del brazo y me lanzó hacia la pared, solo gritaba y lloraba desesperadamente, sentía que en cualquier momento me mataría con solo golpes, el sólo reía y se llevaba a Kano, saliendo de la puerta me dijo –Te dejaré un momento a solas con él, aprovéchalo- apenas salió de ahí se escuchaba su molesta risa.
Me arrastré como pude hacia Seto y tomé sus manos y las coloqué en mi pecho donde creía que mi corazón se había roto por completo, los extrañaba, el era quien realmente me entendía sin necesidad de decírselo, el era quien me calmaba y me cuidaba de todo, me salvó cuando nadie mas me había notado y ahora está muerto, lo he perdido para siempre, recuerdo se voz, con solo escuchar su voz sentía protección, sentía amor… el lo sabía, sabía que lo amaba demasiado, sabía que sin todos ellos yo no soy nadie, ellos eran mi únicos amigos y ahora que ya no están me siento abatida.
Aun llorando tomé su cabeza con delicadeza y la coloqué en mi regazo, con una mano acariciaba su cabello como lo solía hacer cuando nos escapábamos al bosque para platicar y jugar, su cabello aun manchado de sangre seguía siendo suave, cerré mis ojos y me imaginé todos esos momentos, con la otra mano acariciaba su cara, y después la arrastré hasta llegar a su pecho donde sabía que estaba su corazón, siempre era interrumpida cuando el tomaba mi mano y me decía dulcemente –Mary-chan, tenemos que irnos- pero abrí mis ojos y no sentía ese fuerte y bello palpitar, las lágrimas se me escaparon y con una sábana le hice lo que parecía una almohada, aun lado de él tomé su mano y lloraba de nuevo, yo no podía encontrar la manera que el hacía que parara de llorar, el era muy dulce conmigo, nunca supe si me amaba tanto como yo a él, nunca lo sabré, por último lo abracé y le susurré al oído de la manera mas dulce que pude –Seto… mi querido Seto… nose si me escuches ahora… tal vez estés en forma de ángel y me estás escuchando… Seto… gracias. Gracias por llegar ese día a salvarme de mis miedos y de mi soledad, llegaste cuando nadie había llegado… Seto, gracias…- Mis lágrimas invadieron su hombro y su cabello, me separé de él y lo besé en los labios, estaban totalmente fríos, su cara y sus manos ya no tenían ese cálido amor que el repartía a los que mas quería, después de despegarme de sus fríos labios susurré –Seto… te amo… ¿podrás perdonarme por esto?...-
De pronto escuche una maniática risa, volteé asustada y era el. Parado en la puerta con una mano en su cara –Que patético, eres muy graciosa, crees que el te perdonará por esto? Por verlo morir y aun asi te atreves a decirle “te amo”, eres de lo mas patética, el seguramente solo sintió compasión por alguien como tu- decía burlonamente, enfadada lo miré y le grité –Cállate, estoy harta de tu risa y de tus comentarios estúpidos, cállate!!!- lo miré a los ojos y usé mi poder, al fin se había quedado quieto, tomé a Seto y como pude lo saqué de ahí cerrando la puerta donde ese loco se encontraba, Seto era mucho mas grande que yo y debido a eso pesaba bastante, no podía con él, tropecé y el calló encima de mi, lo quité con la mayor delicadeza que pude, hasta que una voz femenina y un poco dulce me habló –Necesitas algo querida?- mi mente decía, Mary, estas imaginando voces, sal de ahí sin o con Seto, ahora!!!. Levanté mi vista y una niña estaba parada enfrente de mi con lágrimas y una sonrisa, por alguna razón me recordaba a mi madre. Se secó las lágrimas y me levantó, después el salió de la habitación, al verme aun lado de esa persona se detuvo para después continuar caminando mas calmado y después hizo una reverencia. Ella me soltó y caminó un poco en dirección contraria de ese molesto, se detuvo y el dijo –Las dejaré solas y me llevaré todo- mi cuerpo me dolía demasiado, sentía que si hacia un esfuerzo mas moriría. El tomó a Seto y se lo empezó a llevar, mis lágrimas salían de nuevo, me caí y mis piernas no respondían, -No! Por favor no! No quiero estar sin todos ellos… no quiero estar sola de nuevo, devuélvelos!- estirando mi mano veía como se lo llevaba me empecé a arrastrar pero una mano me detuvo, volteé y era ella, solo negó con la cabeza y llamó a unas cuantas serpientes para que me llevaran a otra habitación.

*Narra Azami*

Tenía que informar a Kuroha que ya no podía esperar más cuando en el pasillo la encuentro tirada con un cuerpo encima, me acerqué a ella lentamente para que no se asustara, cuando me vio pensé que me reconocería pero no, recuerdo que lo que pasa en el Kageou Daze no se recuerda, sólo llegó Kuroha e hice que se llevara ese estorboso cuerpo, al parecer para mi Mary era importante, pero no había nada que hacer, la llevé a mi habitación y parecía totalmente abatida, rápidamente fui a uno de mis muebles para traer algo para curarla.

*Narra Mary*

Cuando llegué a aquella habitación más limpia y amplia me sentó en una silla con un cojín negro, llegó y empezó a curarme, limpió y atendió mis heridas, era mucho más amable que el otro… -Te lastimó mucho Kuroha?- dijo después de vendar una de mis piernas, -…Kuroha?...- dije algo confundida, -Si, el que anteriormente estaba contigo era Kuroha, es muy sádico, pero yo no quería que esto pasara-
Solo miraba hacia la nada mientras débiles lágrimas salían de mí, nose cuanto tiempo había pasado sin dormir ni ver la luz del día. Estaba harta de esto.

*Narra Azami*

Parecía no recordarme, estaba asustada y totalmente lastimada, curé sus heridas, vendé su torso ya que dos costillas estaban rotas, y sus piernas totalmente llenas de moretones, sus brazos con fracturas y rasguñados y sus manos adoloridas, era demasiado para mi pequeña.
Tomé una de las fotografías que tenía con Shion y Tsukuhiko y se la mostré a Mary, reaccionó como esperaba, me miró, esos ojos se veían asustados, habían visto cosas que aún no debió haber visto, tenían ojeras bajo sus ojos rosas, yo solo le respondí con una sonrisa –C-Como la conoces…?- seguía siendo tímida, eso no había cambiado en ella, -Tu madre es mi hija, el joven de aun lado es tu abuelo, se llama Tsukihiko- Mis lágrimas salían de una forma tímida. –Mary-chan, al fin nos encontramos…- La abracé pero ella parecía confundida. –No te creo, que haces con una fotografía de ella?- me decepcioné un poco y le contesté dulcemente –Ella es Shion, era tu madre no es asi? Ella fue mi hija.. Mary, yo soy tu abuela- parecía confundida pero inmediatamente me abrazó –Seas o no mi familiar necesito un abrazo, uno con amor, espero que no me lastimes- Mis lágrimas escaparon después de que ella llorara, la dejé dormir y al día siguiente decidí proponerle algo… -Buenos días Mary-chan- le dije dándole un beso en la frente –Buenos días Azami- me dijo dulcemente, realmente era mi nieta, era dulce y esos ojos eran igual que los de Tsukuhiko, los de ambos eran dulces.
Ya levantada me armé de valor y le dije –Quiero que olvides tu pasado y vivas conmigo- dije rápido para esperar su respuesta –Mi…Mi pasado?- dijo algo triste. –Sonreí y le dije que lo pensara…

*Narra Mary*

Ha pasado demasiado tiempo, ya tengo la edad 160 pero sigo aparentando ser pequeña, Azami me había insistido mucho en quedarme por siempre con ella y Kuroha no era igual de cruel si yo estaba con Azami, lo había decidido…
En mi habitación había pedido a Azami que me regalara unas pinturas y asi lo hizo, hice un mural, dibujé a todos, debo admitirlo, aun los extrañaba, ahora estaba bien pero una parte de mi seguía llorando noche tras noche recordando aquellos lindos momentos que no volverán.
Al terminar mi pintura la observé y les dije –Nunca los olvidaré, viven en mi corazón y mi memoria, los extraño como nunca, pero, debo avanzar y ser fuerte como ustedes… seremos… por siempre… Mekakushi-Dan…


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Burned Pages - PH - Powered by Blogger - Designed by Porky! -